ADELGAZAR EN NAVIDAD 2014

Feliz-Navidad1-copia

Ya tenemos las fiestas navideñas encima y, como cada año, las personas que estáis adelgazando o pretendéis hacerlo, tenéis una gran preocupación por tantos momentos de mesa y sobremesa. Si bien es cierto que son días difíciles para adelgazar, no lo son si te propones lo que solo racionalmente es posible: NO ENGORDAR.

Yo misma, suspendo todos los tratamientos en mi Centro de Adelgazamiento y dejo a todos mis client@s hasta Año Nuevo con todas las pautas, trucos y consejos para que estas celebraciones no supongan el más mínimo desastre.

No engordar en estas fiestas es posible porque todo es una cuestión de “economía”. Y me refiero a una “economía fisiológica”. Al igual que no deberíamos gastar más dinero del que tenemos, no deberíamos acumular en el cuerpo más de lo que podemos usar, energéticamente hablando. Creéis que en Navidades se engorda solo porque se comen dulces, platos muy elaborados con salsas y se bebe alcohol y puede ser cierto en los días clave de celebración familiar o social. Pero siempre os digo que el problema está en que sometemos al cuerpo a comer excesiva y exhaustivamente durante una corta concentración de días, muy continuados, que abarcan un período de unas dos, tres semanas, en las que nos sentimos obligados a comer de esa manera en todos y cada uno de los momentos. Y con ésto sí que puedes hacer algo.

En primer lugar, cíñete sólo a las comidas o cenas importantes e ineludibles y mantente en tu decisión de no engordar en el resto de las comidas siguiendo tus pautas más frugales y saludables. Con ello puedes ir equilibrando los posibles excesos. Igual que te ocupas de cargarte calórica y energéticamente, ocúpate de descargarte aligerando las comidas que puedas. No te aconsejo JAMÁS dejar de comer o saltarte alguna comida porque con ello generas una “deuda de hambre” en tu cuerpo que se la va a cobrar rápidamente en forma de mayor apetito en la comida siguiente. Una fruta y un yogurt son buenos aliados cuando pretendemos alejarnos de los efectos de una comida copiosa que nos ha dejado empachados.

Te recomiendo que hagas uso del AGUA como si de un salvavidas se tratase. Bebe cada día alrededor de 8 vasos de agua. Son muy importantes los dos vasos que bebas justo antes de cada comida.

Si ya eres una persona deportivamente activa, practica a diario tu ejercicio físico, especialmente aeróbico: trotar, correr, bicicleta…y si todavía no haces ejercicio, incluye diariamente una caminata ininterrumpida de una hora, para lo que no vale salir de compras e ir deteniéndote. Recuerda que si ya estás adelgazando o vas a comenzar a hacerlo ésto es lo más necesario que has de cumplir en estas fechas.

Si ya eres seguidora de este recién aparecido blog, comprobarás que todavía no hemos entrado en materia de pautas de alimentación para adelgazar, porque considero importante comenzar cuidando las actitudes correctas para tu adelgazamiento; para que sea definitivo y estable. La Navidad es un buen momento para generar una actitud correcta, más que un período para adelgazar. Lo que buscas es crear un paréntesis necesario en tu adelgazamiento, no una “amnesia” que luego te lleve a actitudes negativas de reproche y culpabilidad que son las que llevan al traste tu moral y el resultado.

Tranquil@. Adelgazar es un proceso y debes comprender que las Navidades están necesariamente incluidas en él. Nada lo va a frenar si eres consecuente con el proceso en todo su desarrollo. Todo lo demás son invenciones, expectativas nada realistas que te hacen confiar en “fantasías” cuando eres tú y solo tú quien tiene todo el poder de conseguirlo, ya que vas a ir conociendo las formas agradables, divertidas, y efectivas de hacerlo.

Si apenas acabamos de conocernos, te pido la paciencia necesaria hasta que puedas poner en práctica todo lo que vas a aprender y experimentar para tu adelgazamiento. Y, si ya eres alguien que conoce mis procedimientos y tratamientos, que estás adelgazando conmigo o que ya lo has hecho, te agradezco que sigas con tu interés de seguir cuidándote y mimándote como siempre os propongo que hagáis.

Mi única recomendación para estas fiestas es algo que aprenden y aplican exitosamente mis client@s: “ESCUCHA A TU CUERPO más que a tu mente” para saber cuándo estás saciado y si ya conseguiste suficiente satisfacción.

Ahora, con tu espíritu y tu mente en calma, concédete el placer de disfrutar de lo que es realmente importante: compartir tu felicidad y alegría con los tuyos con la certeza de que, el 2015, va a ser tu año y que vas a ver cumplida tu necesidad de adelgazar. Yo te espero aquí para acompañarte a conseguirlo.

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>