ADELGAZAR O RESIGNARSE

angelito sonriente

Este post responde a la sugerencia que me hizo el director del programa de radio en la última entrevista y que me pareció una pregunta muy interesante de abordar. Y va dedicado a todas las personas que conozco, que aprecio y amo, algunas son amigas y otras familiares que trato con frecuencia y con quienes podemos hablar “de todo” menos de adelgazar. Para ellas supone un tema “tabú” que yo respeto prudentemente porque no ignoro que condiciona sus vidas y que decidieron en algún momento, por diferentes razones y muy a su manera aceptar y “resignarse”.

Os parecerá extraño que hable de esta manera en un blog como este y dedicándome profesionalmente al adelgazamiento pero intentaré explicaros dónde residen principalmente las “resistencias” para adelgazar con el ánimo de que, si te ves reflejada en alguna de ellas, tengas mejor capacidad para afrontarla.

adelgazar es mi objetivo

Entre adelgazar o resignarse, la respuesta es “adelgazar” porque no te engañes, no existe la resignación. La supuesta “resignación” es un autoengaño, insidioso y molesto que va minando silenciosamente tu sensación de “ser capaz”, de poder ser todo lo “tú misma que desearías”. Sé que decirlo así levanta las espadas de quienes buscan constantemente un equilibrio entre lo que hacen consigo mismas y lo que desearían hacer. Es seguro que si pasáis por un sobrepeso desde hace mucho tiempo o si ya estáis en una obesidad más o menos avanzada habréis hecho más de un intento por liberaros de esos kilos. No dudo, incluso, que lo hayáis conseguido en alguna ocasión por un tiempo. Pero ¿qué sucede? que lo vives como un paréntesis, como un período ajeno a tu ritmo y costumbres vitales. De hecho, hasta lo padeces como un suplicio: cambiar de forma de comer, de hábitos, de tus referencias… Lo ves costoso, lo sientes costoso.

comer mucho o comer mal

Trabajo a diario con esta cuestión, rodeada de magníficas “herramientas” en forma de combinación de alimentos, excelente y eficaz aparatología que nos acelera e impulsa los resultados y los acabados, con exquisitos complementos dietéticos que resuelven saludablemente las necesidades de un organismo que adelgaza y, aún así, lo más importante es aprender a cambiar la mentalidad. No es lo ideal considerar que cuando estás adelgazando “no te estás queriendo” y que sí que lo haces cuando te das todo lo que te apetece. Quererte es cuidarte, verte espléndida, sentirte bien y saludable y estar obesa no lo es.

Necesitamos unos 90 días para que un nuevo hábito arraigue y se haga “tuyo”, para que forme parte de tu nueva mentalidad y dejar de considerar un adelgazamiento como una mala convalecencia que hay que pasarla para volver a estar como “antes”.

cambia el plan pero no la meta

Es importante que reconozcas que necesitas adelgazar y qué razón (o sinrazón) te lo impide. Los “problemas”; la ansiedad, el estrés, la mala relación con la pareja, o la ausencia de ésta, los hijos, el miedo a ser muy atractiva, el supuesto “egoísmo” de cuidarte y demostrar que te importas… Sorprende conocer la variedad de pretextos que podemos darnos para no dar el paso. No te creas lo de que “es que a mí me gusta comer”…

frase-si-buscas-resultados-distintos-no-hagas-siempre-lo-mismo-albert-einstein-110284-e1419285385956

Y siempre, y por encima de toda la parte estética y psicológica está que vamos cumpliendo años y que la proporción de grasa aumentada constituye un factor importante de riesgo para dolencias y enfermedades que no queremos ni oír hablar.

Por esto, a quienes os conozco y a quienes no os conozco, os animo desde este blog y con mi mejor voluntad a que no os resignéis y a que, con paciencia y conocimientos, seáis quienes queréis ser y os mostréis como queréis estar.

Dejar un comentario abajo

6 thoughts on “ADELGAZAR O RESIGNARSE

  1. Dietas

    I was recommended this blog by my cousin. I’m not sure whether this post
    is written by him as nobody else know such detailed about my trouble.
    You’re incredible! Thanks!

    1. tania cuenca

      Dear friend: I am glad you are visiting my blog and very grateful for your support and comments. It is sure your cousin gave you a good tip about my post and, of course he didn´t write it! . I would like to be able to still helping you by means my blog.

  2. CLEMENTINA

    Querida Tania, ya me he hecho fan de tus sabios e inteligentes comentarios, coincido plenamente , los espero para leerlos y siempre aprendo , cuanto bien estas haciendo y a tanta gente, un gran abrazo, desde Argentina, Clementina

  3. Ana

    Tanía, creo que la actitud de la resignación tiene que ver mucho con el miedo, miedo a pasar hambre, miedo a no conseguirlo, miedo a sufrir, miedo a ….etc. En la decisión (actitud)de adelgazar tiene que ir acompañado además de determinación, de “Valentía”.

    1. tania cuenca

      Aciertas por completo, el MIEDO es el causante de grandes “bloqueos” e inmovilidades en nuestras vidas. Pero, ten en cuenta que el miedo es algo que está o nos domina SOLO PREVIAMENTE a cualquier acción y solo puede desaparecer cuando nos metemos a hacer lo que sea que nos dé miedo. El miedo actúa en nuestra mente y nos crea unas “películas” impresionantes. En el instante en que estamos metidas en la “faena” nos podemos dar cuenta de que no era para tanto. Magnificamos el hambre, que nunca es para matarnos, exageramos nuestras incapacidades para conseguir las cosas que luego comprobamos que eran posibles; “sufrimos” al idear, nunca al realizar algo porque son finalmente acciones posibles. Si le damos demasiada importancia al miedo, el miedo crecerá. Si lo miramos de frente como tú dices, con valentía…se convierte en un “enano” que luego hasta nos dará risa al recordarlo. ¡Compruébalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>