LA TIRANÍA DE LAS TALLAS

rebajas-invierno-rebajas-2015 foto chica tienda

Hace unos días saqué algo de tiempo para ir de “Rebajas” y quiero preguntaros algo: ¿Encontráis sin dificultad prendas que os gusten de vuestra talla? Yo no. Y por mi trabajo, dedicándome como me dedico al adelgazamiento, conozco perfectamente con qué tipo de cuerpos van relacionadas las tallas. Es sorprendente comprobar, otro año más, que las tiendas ofrecen una gran cantidad de prendas, percheros enteros, solo con la Talla S. Puedo imaginar que han desaparecido las Tallas M, L e incluso la XL, porque se vendieron primero. Pero, no deja de irritarme que algo así suceda porque, por mucho que las pasarelas de Moda, los diseñadores y quienes marquen el “ideal femenino” insistan en una constitución delgada, de hueso y estructura estrecha, de cadera huidiza y que pretendan que son las formas corporales mayoritarias, siempre son las tallas que en mayor cantidad se quedan sin vender.

Estoy a favor de que cada constitución, cada morfología, mantenga su línea, que no se propague el sobrepeso por hábitos irresponsables, ni que se ignoren los problemas y riesgos reconocidos que provoca la obesidad. Pero, de ahí, a considerar que la Talla S es una talla mayoritaria en la población femenina adulta es una exageración. ¿Por qué, entonces, no ofertan una mayor cantidad de Tallas M, L e, incluso, de la escasísima XL? Es erróneo considerar que las tallas van relacionadas únicamente con la distorsionada idea de “gordura” y no con un tipo de complexión que incluya, desde el ancho de hombros y espalda, hasta la medida de los huesos de cadera a cadera, del mismo modo que se tiene en cuenta la largura de la pierna para los pantalones que ya podemos encontrar de una misma talla con largos diferentes porque se cuenta con la altura.

Diariamente concluyo con tratamientos que reducen una, dos, tres tallas… porque éso era lo que sobraba. Pero, pretender que una complexión de Talla L o XL, pase a ser una Talla S sin deterioro físico, estético y psicológico es del todo un disparate. ¡Seamos razonables!

Os propongo que os atreváis a opinar sobre esto, que creemos opinión y que llegue a quienes tiranizan, por ignorancia, y crean inseguridades sobre la belleza auténtica de nuestros cuerpos. Si te sobran kilos y ello hace que estés en una talla que no te corresponde, no es cuestión de que te preocupes y sufras, es cuestión de que te “ocupes” y adelgaces convenientemente. Siempre estarás más saludable y te sentirás mejor. Pero recuerda, adelgaza solo si lo necesitas y, para ello, asesórate profesionalmente y no caigas en complejos basados en ideales de tallas o modelos.

Déjame tu opinión. Haz un comentario. ¿Tienes una consulta? ¡Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>